Psicoterapia y acompañamiento psicosocial

La manera de hacer de Expresión Psicología se basa en acompañar los caminos de comunicación y de expresión emocional con el objetivo de mejorar la calidad de vida y el bienestar emocional de la persona y, por tanto, de sus relaciones y de su comunidad.

En EXPRESIÓN PSICOLOGÍA entendemos la psicoterapia como un proceso de trabajo en equipo.

EL RITMO Y LAS SESIONES necesarias para el proceso, se adaptan a la realidad y los ritmos de cada persona o grupo.

La metodología está basada en teorías, principios y técnicas de las siguientes Terapias psicológicas:

    • Terapia sistémica.
    • Terapia cognitivo-conductual (Terapia racional-emotiva)
    • EMDR 
    • Terapias contextuales: Terapia de la aceptación y el compromiso, Psicoterapia breve, Psicología positiva.
Vista del despacho de Maribel Díez Sanz en el que se ve una habitación acogedora con un pequeño escritorio de madera y una estantería con libros, plantas y marcos, un confortable asiento y un cuadro alegre en la pared.

En ocasiones no encontramos solución a lo que nos ocurre,  no encontramos caminos de cambio o vemos que nuestra calidad de vida disminuye, darnos cuenta de  que nos sentimos cada vez más bloqueados/as y nuestro grado de sufrimiento aumenta y repercute sobre nuestra salud física, emocional y  nuestra dimensión social disminuye.

Las terapias o psicoterapias individuales son un espacio de comunicación que se genera y crea entre el /la profesional Licenciado/a en Psicología, colegiado/a y con formación específica para poder evaluar, diagnosticar y acompañar procesos de cambio cambios y la  persona o personas  que solicitan voluntariamente sus servicios profesionales psicológicos y de acompañamiento emocional.

En las terapias individuales se acompaña a poner en palabras lo que te sucede, se dota de habilidades, estrategias y  recursos para enfrentarte a las dificultades y  problemas que se estén dando en este momento vital y  te ayudará a restablecer el equilibrio emocional impactado.

El proceso de acompañamiento terapeútico puede ser buena idea cuando….

Sufro y me siento sin fuerzas para seguir adelante.

Siento que estoy bloqueado/a y perdido/a.

Me siento diferente a como era y quiero volver a ser yo mismo/a.

 Siento inseguridad y no soy capaz de decidirme.

No se cómo puedo sobrellevar la pérdida de un ser querido.

No se cómo adaptarme ante  una separación de pareja o  un divorcio.

Tengo problemas de adaptación  a determinadas situaciones o momentos.

Todo lo que me rodea lo percibo como amenazante.

Siento que pierdo el control de mi vida.

Necesito consumir algún tipo de droga para evadirme de mis problemas y sentirme bien.

Tengo problemas de sueño.

Tengo problemas a la hora de sentirme bien conmigo mismo.

Tengo problemas y conflictos en mi relación con los demás, problemas de pareja, problemas familiares.

Tengo síntomas  de ansiedad, estrés, inquietud, tristeza, depresión, miedo…y estos síntomas están empezando a interferir y dificultar mi vida personal, social, familiar, laboral/académica.

Me siento quemado y agotado de cuidar a mayores a cargo o mayores dependientes, o familiares con problemas de salud mental.

Si te sientes así, es una decisión inteligente poder permitir que te  acompañen en este momento vital.

Translate »